Comentario: 'Nueces para el amor'

 

ILAS

Índice Revista Virtu@l

 

Argentina 2000
Dirección de Alberto Lecchi

Por: Juana Kovalskys
Nissim Sharim

Síntesis Argumental

En el año 1975, durante los últimos meses de gobierno de Isabel Perón y el comienzo de la dictadura militar, el grupo argentino sui generis dá su concierto de despedida, a la salida de éste Alicia y Marcelo se conocen. Ambos jóvenes muy distintos, Alicia una chica de 20 años estudiante universitaria, políticamente muy comprometida; Marcelo un jóven de 17 años que está terminando el colegio y cuyos intereses son los amigos, el futobol y las chicas. A pesar de sus diferencias comienzan a vivir un romance que Alicia interrumpe debido a que su compromiso social y lo que está ocurriendo en su país es más importante que lo que siente por Marcelo. Años más tarde se vuelven a encontrar en distintas oportunidades, con experiencias de vida distintas y en momentos especiales para cada uno.

 

"Nueces para el amor y alcauciles para el olvido"

En una primera lectura esta película puede parecer una tierna e idealizada historia de amor desde la adolescencia hasta la adultez. Sin duda lo es, pero al mismo tiempo nos propone una mn irada más amplia y compleja: la del trasfondo social, político y cultural de esa historia.

"Nueces para el amor y alcauciles para el olvido" es lo que siempre decía la abuela. Sabiduría que nombra e integra dos dimensiones centrales de la experiencia humana, la capacidad de ser con otro y la ilusión de exorcizar el dolor de la pérdida.
Alicia y Marcelo, una historia de amor en la Argentina ¿de 1956 ó 1976?

Lo cotidiano y lo político; más bien lo político en lo cotidiano. Un pasaje de ida y vuelta. Una pareja que se enamora entre balbuceos de Baudelaire, películas sobre la guerra civil española y anticipaciones subyacentes de Borges, Sábato y Córtazar.
La dimensión realista y trágica de lo que sucede en el país se entrelaza con la experiencia amorosa y se constituye en una de las claves para indagar y entender las distancias forzadas y las rupturas inevitables entre los protagonistas.

El trauma social y político y los traumas privados. Una de las características básicas de una obra de arte es la conjunción que es capaz de lograr entre el acontecer particular de las personas y los eventos del mundo al que pertenecen.

La relación entre el micro y el macromundo de la historia, cada uno sus propias leyes, pero con una ligazón inexorable.

Descubrir el anuncio de un provenir deseado. Las utopías de la Alicia adolescente son tan potentes que arrasan con la indiferencia inicial d
e Marcelo y lo inducen a reconstruir su propio discurso y existencia.

Es el encanto del amor vinculado al mundo de los ideales. Es la identidad de las personas que se enriquece cuando está ligada a sueños compartidos.

¿La historia comienza en 1956 o en 1976? Una historia que recuerda otras historias propias y ajenas, privadas y públicas. La búsqueda de ese porvenir deseado se asemeja a otras búsquedas de otros tiempos y de tantos otros lugares. Sólo los elementos documentales que dan cuenta de los acontecimientos, van aclarando los tiempos y los hacen dramáticamente cercanos a la experiencia de nuestro país a partir del Golpe de Estado de 1973.

La atmósfera, los acontecimientos exteriores, penetran el poema cinematográfico y evitan que "el poema se ahogue". Está siempre presente la idealización en su doble dimensión de afirmación y negación: el deseo de que las cosas ocurren así, que el amor es capaz de superar veinte años de rupturas y, al mismo tiempo, que el amor no es más que la constatación de un deseo fantaseado, la constatación de la realidad de lo traumático.

En el marco del drama social ocurrido y su huella en el presente, se instala el pavor a la pérdida de los sueños, vivido como la antesala de la locura.

"Había algo en el final del camino por eso creía que valía la pena caminar pero cuando recuerdo el pasado me cuesta creer que está historia sea la mía".

Reflejo y constatación de la fantasía como refugio de sobrevivencia y el fantasma de la nada interior. Constatación del impacto de la barbarie social que apunta a "destruir los cuerpos y las mentes individuales" como sustento perverso del poder sobre el cuerpo social.

Sin embargo en Alicia y Marcelo subyace el impulso de acceder a la única libertad no negada al hombre; la libertad de la que habla Sartre cuando alude la recurso que le es dado al ser humano para ir más allá de lo que la historia ha hecho de él.

Y nuevamente el intento de penetrar la vida y hacerla profética, que se cruza constantemente con la espléndida pesadilla amorosa que viven los protagonistas y con la pesadilla atroz que vive la sociedad argentina de la época.

"Un tren que se aleja y yo soy incapaz de alcanzarlo".

La película está llena de motivos poéticos. Creemos que no han sido inventados ni copiados de la realidad. Simplemente estaban ahí... están ahí. Los artistas sólo los descubrieron.

 

ILAS

Índice Revista Virtu@l